¡Listos para la batalla! Cap 1 | Resumen y comentario

He comenzado con la lectura del libro ¡Listos para la Batalla! de Mark Littleton y publicado por ELA (Editorial Las Américas). En las próximas notas, podrán encontrar un Resumen de los capítulos del libro y al final, veremos si es que es un libro recomendable. En vista de un congreso recientemente llevado a cabo en la Iglesia donde estamos sirviendo al Señor, vino a mí el pensamiento que tal libro, podría ser de bendición, sobre todo a los jóvenes. El libro se escribió hace un tiempo, sin embargo, lo escrito en él, se ve actualmente aplicado en la juventud, y sociedad actual. Sin más preámbulos, les comparto la nota. ¡LISTOS PARA LA BATALLA!

¡LISTOS PARA LA BATALLA!

Capítulo 1 EL CAMPO DE GUERRA

En esencia, este capítulo nos enseña que el primer campo de batalla con el que lidiamos, es el de las fuerzas del maligno y sus maquinaciones en contra nuestra. Personalmente, difiero de esto, ya que creo que nuestro primer campo de batalla es nuestra mente, y nuestra capacidad potencial para poder pecar y hacer lo que a Dios no le agrada. El autor sugiere algunos pensamientos que debemos tomar en cuenta referente a la actividad del enemigo que tiene como finalidad de poder derribarnos.
  • Aunque satanás ha sido derrotado, su actividad sigue vigente.
  • Al creer en Cristo y adquirir mayor dominio, Satanás nos hace blanco de su atención
  • Satanás y sus demonio s son astutos, deshonestos mañosos y sagaces pero no saben cuáles son nuestras debilidades.
  • Satanás actúa a largo plazo.
  • No es ningún secreto cómo podemos obtener victoria.
Las meditaciones están acompañadas de ilustraciones y de experiencias, las cuales las facilitan de asimilar. No es ninguna sorpresa que las tentaciones tengan también una relación con la actividad del maligno, después de todo, está para destruirnos e intentar alejarnos de la comunión con Dios al igual que sucedió con el pueblo de Israel. El enemigo no descansa y nosotros no podemos darle tregua, no existe una manera mágica de desaparecer la tentación o de vencerla, pero sí Bíblica, y esto es resistencia. Resistiendo, y manteniendo la mente ocupada en las cosas Celestiales y la Palabra, nos dan seguridad de que tendremos fuerza para poder resistir los embistes del enemigo.
No debemos actuar ciega e ingenuamente ante la tentación, pues nosotros conocemos bien cuáles son nuestras debilidades. Así como si estuviéramos en un campo de batalla, y nuestra vida dependiera de pisar una mina en un campo minado o no hacerlo, debemos cautelosamente vigilar nuestras pisadas para no dar tregua a la mente, al enemigo, al mundo y a la naturaleza pecaminosa. No debemos ser como el niño de la ilustración, no debemos “quitarnos la ropa por si nos caemos al río” al cual nos han prohibido entrar. Debemos actuar con entereza e integridad, ser honestos con nosotros mismos y con El Señor, y entregar nuestra voluntad a Él, con el fin de poder recibir asimismo la fuerza que necesitamos para vencer y no ser vencidos.
Pueden comprar el libro en éste link, en la página de la editorial de manera directa.
Dios les bendice.
http://www.edicioneslasamericas.com/catalogo.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *